26.7 C
Managua
domingo, noviembre 28, 2021

Coca-Cola FEMSA trabaja por Un mundo sin residuos

  • Coca-Cola FEMSA reitera su compromiso con la recolección, reciclaje y reutilización de las botellas post-consumo.

El Sistema Coca-Cola tiene como meta “Un mundo sin residuos” para el año 2030 y su objetivo es recolectar el 100% de envases que se colocan en el mercado, por cual desde 2014 impulsa programas de educación ambiental, constante innovación en los empaques y acciones como limpieza de playas.

“Queremos inspirar a más personas a sumarse a nuestra iniciativa, porque sabemos que trabajando por “Un mundo sin residuos” ayudaremos a tener un planeta limpio y a mitigar los impactos que la sociedad ocasiona al medio ambiente”, explica Maricel Álvarez Chavarría, gerente de Asuntos Corporativos de Coca-Cola FEMSA para Costa Rica y Nicaragua.

En esta línea, Coca-Cola FEMSA también ha trabajado con organizaciones como Glasswing para capacitar a estudiantes de primaria de Managua en 4 temáticas: cuidar el ecosistema, proteger el agua, valorizar los residuos y reconocimiento de las 4Rs: reduciral mínimo la generación de residuos, reutilizar un mismo elemento varias veces para darle una máxima utilidad, reciclar para transformar los residuos valorizables en materias primas y rechazar los productos cuyos envases no se pueden reciclar.

La compañía junto a sus colaboradores y a organizaciones socias también ha organizado jornadas de limpieza en playas del Pacífico de Nicaragua, logrando la recolección de más de 4 mil 800 kg de residuos como: latas de aluminio, plástico PET, maderas, vidrio, residuos electrónicos, llantas, materiales de construcción, entre otros.

Internamente, la compañía reactivó este año la campaña Mi oficina sin residuos, que incluye un componente de educación ambiental y acciones prácticas como la recolección de botellas plásticas tipo PET por parte de colaboradores de Coca-Cola FEMSA.

Tecnología y retornabilidad

“Coca-Cola FEMSA se caracteriza por ser una empresa líder en innovación y estamos ejecutando un  trabajo articulado en materia de sostenibilidad que involucra al consumidor,. Estas acciones responden a nuestros compromisos ambientales y ejes estratégicos”, asegura Maricel Álvarez.

En esta línea Coca-Cola FEMSA impulsa la retornabilidad de sus envases, con la certeza que cada vez que se destapa un envase retornable se pone en movimiento un circuito productivo y económico circular que, además de incluir a varios actores –consumidores y distribuidores-, permite cuidar el medio ambiente. Los envases que regresan a la planta son sometidos a un riguroso proceso de lavado e inspección electrónica.

 Los que conservan su calidad intacta son rellenados nuevamente, y los que no cumplen con ese requisito se introducen en otros procesos de fabricación de productos PET. Este ciclo de reducir, reutilizar y reciclar son los pasos básicos de una economía circular que permite disminuir la generación de residuos.

La compañía lidera la implementación de alternativas que reducen la cantidad de plástico en sus envases, como es el caso de la iniciativa de tapa corta, que disminuye en un 40% la cantidad de plástico que utiliza en las tapas de todas las botellas de su portafolio.  Con esta iniciativa se proyecta un ahorro anual de 264.1 toneladas de plástico, cerca de 22 toneladas menos por mes.

Related Articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos Recientes